5º Aniversario Centro Dharma Yoga
       ¿Qué es y para que sirve el Yoga?
Yoga significa unión, uncir, asociar. La unión del alma individual con el Espíritu Universal es Yoga. Esta noción es, sin embargo demasiado abstracta para ser entendida fácilmente, así que para nuestro nivel de comprensión suelo decir que Yoga es la unión del cuerpo con la mente y de la mente con el alma.

El noventa por ciento (quizás me quede corto) de nosotros sufre de un modo u otro física, mental o espiritualmente. La ciencia del Yoga originaria de la India, nos ayuda a mantener el cuerpo como un templo a fin de que éste se torne tan limpio como el alma. El cuerpo es perezoso, la mente vibrante y el alma luminosa. La práctica del Yoga desarrolla el cuerpo hasta el nivel vibrante de la mente para que así cuerpo y mente, habiéndose vuelto ambas vibrantes, se vean atraídos hacia la luz del alma.

El Yoga actúa sobre cada individuo a fin de lograr su crecimiento y su avance a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Va dirigido a toda la humanidad, el Yoga no hace distinciones de raza, sexo, religión o estatus social. El Yoga en un principio esta enfocado hacia el crecimiento individual, pero a través del crecimiento individual de la sociedad y la comunidad avanzan. Si cien personas practican Yoga y se las ve sanas y felices, entonces otros comenzarán a preguntarles qué es lo que hacen. De ese modo el número se incrementará y habrá cambios positivos en la sociedad.

Algunas definiciones de Yoga
Estas son algunas de las definiciones más extendidas y aceptadas sobre el Yoga:

Ciencia universal que lleva a adquirir la realización interior.
El sistema de desarrollo y evolución integral más antiguo del mundo.
Conjunto de técnicas fisiológicas y mentales que buscan el equilibrio y desarrollo del ser humano, en su aspecto físico, mental y espiritual.
Qué no es el Yoga
No es una religión, ni un camino esotérico o místico. Es una tradición, un modo de vida que lleva hacia la autorrealización por el propio esfuerzo. No pertenece a una organización en particular o a un grupo de personas o individuos que lo enseñen, sino que es patrimonio de todo aquel que desee hacerlo suyo y ponerlo en práctica.

El Yoga no es competición. Cada uno realiza las técnicas y ejercicios según su capacidad. No hay violencia, busca la conquista de la paz interior y entre todos los seres. No es exhibicionismo ni contorsionismo. Su meta es seguir el progreso del individuo y por lo tanto a la humanidad.